La menor fue trasladada con vida al hospital regional, pero las lesiones derivaron en su deceso.

PARAÍSO. María del Carmen y su pequeña Eliza regresaban a casa en un mototaxi. La jornada escolar había terminado, pero algunos mandados de último momento las retrasaron. Ignoraban que esos pocos instantes, la tragedia se cerniría sobre ellas. La pequeña de 10 años, perdería la vida en fatal accidente.

Un conductor ebrio, identificado como Filadelfio, desplazándose a toda velocidad en su camioneta en el acceso al ejido Torno Largo, su juicio alterado por los efectos del alcohol, no logró percatarse de la presencia del pequeño vehículo. Un estruendo ensordecedor resonó en la carretera cuando colisionó violentamente contra el pochimóvil.

EL IMPACTO

El impacto fue devastador. Melvin Asunción, el conductor del mototaxi, salió disparado de su asiento y cayó en medio de la maleza, encontrando algo de protección ante la violencia del accidente. Sin embargo, María del Carmen y su hija quedaron atrapadas entre los retorcidos hierros de la unidad compacta, sufriendo golpes y laceraciones por todo el cuerpo.

La pequeña Eliza, desafortunadamente, llevó la peor parte. Un golpe contundente en la frente la dejó inconsciente, sumergiéndola en un oscuro abismo de inconsciencia. Los vecinos de la zona, atónitos ante la tragedia, no tardaron en llamar a los servicios de emergencia. Minutos eternos después, madre e hija fueron llevadas de urgencia al hospital.

El personal médico del hospital regional desplegó todos sus recursos y habilidades en un esfuerzo titánico para mantener con vida a la pequeña Eliza. Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos sobrehumanos, el golpe brutal se cobró la vida de la niña de apenas diez años.

Filadelfio y Melvin, señalados como los responsables del accidente, fueron detenidos y llevados ante la fiscalía del estado.

#Tabasco hoy

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *