robo-auto-boliche-policia-patrulla

Este sí aplicó la de “cobrarse a lo chino”

Un sujeto salió ebrio de un boliche, y al descubrir que se habían robado su vehículo, decidió tomar una patrulla para ir de vuelta a su casa.

La serie de eventos desafortunados ocurrieron en la ciudad de Santa Fe (Argentina) cuando un sujeto salió del bolerama en estado de ebriedad, y al no encontrar su vehículo donde lo había estacionado, fue a la estación de policía que estaba cerca al lugar para denunciar los hechos.

Como en la estación estaban ocupados atendiendo otros reportes que habían llegado primero, el sujeto salió de vuelta a la calle y para su (mala) suerte, había una patrulla con las llaves puestas, misma que le sirvió para regresar a su casa.

Los oficiales que nomás se habían bajado un momento para recargarse de donas, se dieron cuenta del hurto de su unidad, por lo que iniciaron un operativo para recuperar el vehículo robado.

Que mejor que regresar en patrulla a la casa

“En un descuido, mientras el efectivo terminaba de atender a las dos mujeres, el muchacho se retira para afuera y agarra el móvil (una patrulla de Policía) que recién lo habían estacionado con la llave puesta y se lo llevó”, declaró el uniformado que tendrá que darle muchas explicaciones a sus superiores.

Cabe mencionar que la policía local inició un operativo para dar primero con su patrulla, y luego con el sospechoso, quien había llegado a su casa como si nada hubiera ocurrido y ya estaba durmiendo para recuperarse de la desvelada.

Evidentemente, el sujeto quedó detenido y procesado por “hurto simple”, y hasta el momento no hay noticias de su coche robado ni de la nueva política de la comandancia sobre aquello de dejar las llaves pegadas en las patrullas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *