chicharrón, restaurante, platillo

Ojalá pudiéramos saber quién compra esto

Un restaurante de esos mam*dores que hay en nuestro país anda ofreciendo un platillo con un chicharrón de puerco como si fuera una verdadera rareza gourmet.

Y es que desde hace algún tiempo parece que hay una competencia de lugares fifís para ver quién ofrece los platillos más extravagantes; o más bien, para ver quien renombra alguna comida común y corriente con el eufemismo más creativo con la finalidad de sacarle dinero a la gente que ya le perdió el gusto a la birria.

Es así que un reconocido Hotel de la Ciudad de México promocionó uno de sus platillos el cual es a base de chicharrón rebautizado como “crostini de puerco”, y no sé por qué sospechamos que el culpable de esto no sabe ni italiano… ni español.

“Estás listo para un festín de sabores mexicanos? Prueba nuestra crema fría de aguacate con crostini de puerco a la mexicana”, se lee en la publicación del “Gran Hotel de la Ciudad de México” que hasta ayer tenía fama de nunca engañar a sus huéspedes.

El solo hecho de nombrar el pedazo de chicarrón con algún gravy desabrido con el nombre de “Crema fría de aguacate con crostini de puerco a la mexicana” nos habla de la osadía del lugar, y de que tal vez estén esperando la visita de Anton Ego pues nadie más quedaría satisfecho con su creación.

Ahora el chicharrón se llama “crostini” según este restaurante

Evidentemente, los internautas además de la divertida que se dieron con la publicación, acusaron al lugar de solo servir “guacamole con chicharrón y pico de gallo”, y venderlo a algún precio extravagante a alguien con mucha carencia afectiva.

“Siempre es muy sabroso un taco de chicharrón con guacamole”, “Tantas palabras para decir guacamole y un chicharrón todo mediocre”, “Que buen marketing felicidades al becario”, “se me antojó un Crostini con cueritos y pepino “, fueron algunas reacciones mofándose de la creatividad del lugar para vender algo común como si fuera algo gourmet.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *