La tarde de este viernes mujeres de Poza Rica marcharon en exigencia de justicia en el caso del asesinato de la enfermera, Yaraseth Zepeta García y reclamando espacios libres de violencia y la localización de personas desaparecidas.

A la marcha también se sumaron algunos hombres que acompañaron al grupo de mujeres que atendieron la convocatoria de la marcha desde la unidad de ciencias de la salud hasta la explanada del palacio municipal.

«Hoy salimos a las calles de Poza Rica a marchar porque nos une la empatía, el compañerismo, el dolor y la angustia de perder a un ser querido» destacaron en la marcha en la que participaron en su mayoría mujeres estudiantes de la Universidad Veracruzana.

Exigieron justicia por el asesinato de Yarazeth Zepeta García, quién era originaria de Papantla, Veracruz y egresada de la máxima casa de estudios, de la Facultad de enfermería de la Universidad Veracruzana.

«Hoy pedimos Justicia por todas a las que les han arrebatado cobardemente la vida. Y también mencionamos a nuestra compañera Karina Casillas Gutiérrez, quien fue víctima de feminicidio el pasado 18 de febrero del año en curso y se encontraba matriculada en la Facultad de Nutrición en la ciudad de Veracruz, Boca Del Río de la U.V. El feminicidio de Karina quien fue perpetrado a manos de su novio nos dejó muy indignadas y molestas. También hablamos en su nombre, alumna que jamás podrá graduarse porque un hombre se lo impidió», destacaron a través de un manifiesto.

También alzaron la voz y  pidieron justicia por el reciente feminicidio ocurrido en la ciudad de Tecolutla de  Estefany Naomi de 13 años de edad, quién era estudiante de secundaria y  fue la víctima de su compañero de clases, que al sentirse rechazado por ella decidió terminar con su vida.

Externaron que  también están  preocupadas por su seguridad, ya que recientemente han desaparecido muchas mujeres y hombres en el Estado de Veracruz, problemática esto que calificaron como alarmante.

Exigimos a las autoridades del Estado de Veracruz que las protejan, las cuiden, que realicen bien su trabajo, que cuando llamen por una emergencia sean más eficientes y lleguen de manera rápida y oportuna. 

Además que realicen rondines en la noche cuando les toca salir de las Facultades, muchas veces se quedan  después de las 8 de la noche y se ven muy vulnerables, ya que la mayoría deben tomar un colectivo para llegar a sus casas o pensiones.

«Hoy nos falta Karina, Yara, Naomi y muchas más. No más feminicidios, no más desaparecidas, no más impunidad, queremos verdad y justicia, queremos vivir nuestra vida en Paz», recalcaron.

#Imagendelgolfo

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *